¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Arroz blanco -imperfecto-

Luego de verme a mí y a tanta gente sufriendo y probando lo improbable para que el arroz en casa quede como el que sale en TV, decidí no complicarme más 🙂

El arroz, para mí, debe ser simple si es algo que comemos casi a diario.

Tal y como recuerdo a mami haciendo el arroz del que ella tanto se queja, les dejo esta preparación. No es el arroz perfecto.

Arroz blanco

  • Media cebolla, sin trocear
  • Un diente de ajo grande entero
  • Medio chile dulce “pintado” (de esos que son verdes y rojos a la vez) sin trocear
  • Dos cuchraditas de aceite
  • 3 tazas de agua o hasta cubrir por 1cm el arroz
  • 1 1/2 taza de arroz blanco normal (nada de parboiled o precocido, por favor)
  • ¾ cucharada de sal o al gusto

Todo a la olla arrocera. Revolver. Bajar el botón y esperar a que esté listo. Retirar los trozos grandes de verduras.

Nada de lavar dos veces el arroz… nada de licuar las verduras… nada de freír o tapar y destapar ollas ni mucho menos cubitos de caldo de pollo o concentrados con colorante.

Resultado: Mi arroz ideal. Nada científico. Cocinado en su totalidad y sin esa consistencia aceitosa de algunos arroces fritos… granos inflados pero no abiertos, sueltos pero consistentes de manera que pueden absorber salsas. Sabor a arroz, infundido con el de las verduras y la sal suficiente para acompañar cualquier platillo sin opacarlo.

Esta vez, puse algunos garbanzos que tenia a mano. Otro día será zanahoria rallada, granos de maíz dulce, fideos de cabello de ángel fritos o dos granos de achiote para teñir. Nada que opaque o distorsione demasiado el sabor neutral y complementario que, creo, el arroz debe tener.

Mami, a mi si me gusta tu arroz 🙂