¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Carne molida

Esta receta es la básica de las básicas en cuanto a recetas básicas se refiere :p

Partes de aquí y te salen millones de opciones más, como estas:

Carne molida

6 a 8 personas

  • 1kg de carne molida de res. Puede ser de pavo, de pollo, imitación de soya (no la recomiendo mucho) o  de cerdo. Ojalá de pastoreo, con entre 5 y 10% de grasa.
  • 2 tazas de sofrito (cubitos pequeños) con lo que tengas, entre: cebolla, cebollino, puerro, ají dulce, pimentón, ajo, cilantro, célery o tomate.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Orégano seco al gusto.
  • Aceite de oliva, de coco o mantequilla en cantidad necesaria (creo que un par de cucharaditas está bien).

OPCIÓN 1: empezar por el sofrito.

En un sartén grande a fuego medio, coloca el aceite o la mantequilla a calentar. Agrega todos los vegetales picados y revuelve bien. Sazona con sal y pimienta hasta que todo “sude” o se torne traslúcido. Aumenta el fuego a medio alto.

Agrega la carne de res, revolviendo y deshaciendo constantemente, con la cuchara que estés usando. Une la carne con los vegetales y no pares de revolver.

Tanto la carne como los vegetales soltarán bastante jugo. Tendrás que dejarlo evaporar, retornando a fuego medio, cuando la carne ya se haya vuelto color café. Deja secar hasta que tenga la cantidad de jugo que desees en tu receta. Para empanadas, por ejemplo, es mejor que quede un poco más sequita. Si es una salsa para pasta, puedes dejarle algo de jugo.

OPCIÓN 2: empezar por dorar la carne.

En un sartén grande a fuego medio alto, coloca el aceite o la mantequilla a calentar. Rápidamente y con cuidado, agrega la carne y revuelve constantemente, deshaciendo los grumos grandes con la cuchara de revolver. Deja dorar bien y secar.

Agrega los vegetales picaditos y revuelve constantemente. La carne se terminará de cocinar con los jugos de los vegetales. Deja secar hasta que tenga la cantidad de jugo que desees en tu receta. Para empanadas, por ejemplo, es mejor que quede un poco más sequita. Si es una salsa para pasta, puedes dejarle algo de jugo.