¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Cómo conservar frutas y vegetales

Dos de los comentarios que recibo más frecuentemente son:

  1. “No sé cómo conservar las frutas o vegetales que compro, todo se me echa a perder”.
  2. “No consumo frutas ni vegetales porque me da pereza que se me dañen, entonces ni las compro”.

¿Te identificas con alguno? Ya sabes que Comidología promueve el que te animes a cocinar en casa porque, además de ser bueno para el bolsillo, es bueno para la salud. Esto será así, en la medida en la que consumas más frutas o vegetales, independientemente de tu dieta.

Claro, si ya compraste un producto sumamente maduro que está para consumir en el día, ¡hazlo! Estos consejos te servirán para productos que están listos para consumirse pero en un punto de maduración que no es extremo.

Además, tienes que aprender a medir las cantidades que necesitarás en tu casa cada semana o cada quincena, dependiendo de tus hábitos de compra. Esto ayuda a que no te excedas y tengas que desperdiciar por ese motivo.

Te comparto una primera ronda de tips para conservarlos. Si tienes algún otro alimento que desees conocer cómo se conserva por más tiempo o un consejo más que compartir, ¡déjamelo en los comentarios, en Facebook o en Instagram!


Frutas tropicales grandes: papaya, piña, sandía

  • Estas frutas las puedes ir consumiendo en rebanadas y te durarán un poquito más de una semana si las compraste maduras.
  • Toma la fruta entera o el trozo que compraste (muchas veces venden las sandías o patillas ya partidas) y córtales una parte para que queden planas. Yo sugiero que les cortes el extremo inferior.
  • Colócalas sobre un plato bien plano, verticalmente, apoyadas sobre el lado que cortaste, y guárdalas así en la nevera.
  • La idea es que la cáscara que queda (o el plástico, si es una sandía ya partida) proteja el resto de la fruta por el periodo que la mantengas refrigerada y la superficie del plato proteja la parte de la fruta que queda expuesta.
  • Cuando vayas a consumir, quita por rebanadas solo lo que quieras en ese momento. A cada rebanada le retiras la cáscara y las semillas (de ser del caso) y las cortas como quieras.
  • Al guardar en el refrigerador, repites el mismo procedimiento.


Hojas verdes: lechugas, acelgas, espinacas, kales

  • Lávalas y sécalas bien. Si no sabes cómo, te invito a ver este otro post.
  • Cubre el fondo de un recipiente plástico con tapa hermética, con papel absorbente seco.
  • Coloca ahí las hojas.
  • Tapa bien y consume cuando quieras.
  • Si compraste las hojas bien frescas, las puedes mantener así por cerca de 10 días. Se mantendrán vivas, crujientes y con color.


Brócoli y coliflor

  • Lávalos bien y separa las florecitas con tijera o cuchillo, del tamaño que desees.
  • Colócalos un rato en un colador para que se sequen bien.
  • Cubre el fondo de un recipiente plástico con tapa hermética, con papel absorbente seco.
  • Coloca ahí las florecitas.
  • Tapa bien y consume cuando quieras. Duran cerca de 1 semana.


Hierbas frescas con y sin raíz: cilantro, perejil, albahaca, apio o célery

  • Lávalas bien y sécalas.
  • Cubre las raíces o los extremos con papel absorbente ligeramente húmedo.
  • Coloca cada ramillete dentro de un recipiente con tapa hermética. Por ser tan aromáticas, sugiero que estén cada hierba por separado.
  • Te durarán un poquito más de una semana si las compraste bien frescas.