¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Comprar o no comprar orgánico -parte 1-

Las personas nos inclinamos a comprar los alimentos frescos (frutas y vegetales) por diferentes variables: precio, comodidad, calidad, sabor… más recientemente, por si es orgánico o no.

Cuando yo digo que cada sábado voy al mercado orgánico o que prefiero buscar en la feria del agricultor a quienes tengan productos certificados, las reacciones suelen ser parecidas a esta: “¿Cómo haces si es tan caro?.

Lo cierto es que he logrado adaptar mi presupuesto a comprar productos orgánicos semanalmente y mi forma de ahorrar es simple:

  1. Voy con una lista en la mano.
  2. Trato de “darme un gusto” con algún procesado o dos. Las jaleas, yogures, pastas, quesos y panes son la tentación más costosa -aunque no siempre se pueda, en TODOS los sentidos valen la pena la inverisón- en los mercados orgánicos y, si no te mides, puedes terminar gastando mucho dinero.
  3. Si no tengo suficiente presupuesto para comprar todo en la feria orgánica, priorizo en ella los verdes y las frutas; dejando para la feria del agricultor tradicional o el mercado, la compra del queso, tubérculos y granos.

¿Por qué prefiero lo orgánico? Las evidencias científicas siguen siendo múltiples y ambiguas. A este punto el escoger lo orgánico por encima de lo convencional termina siendo una decisión personal que se basa en las creencias individuales y de la información a la que se ha accedido.

Yo me inclino por lo orgánico porque sabe mejor y porque el arduo trabajo de estos agricultores merece apoyo y respeto. Mi salud es ciertamente buena y no puedo establecer comparaciones muy científicas pero me enfermo menos y ya eso es algo. Tampoco me agrada mucho la idea de comer algo que tiene una cera o que fue rociado con químicos que, a veces, el mismo agricultor no sabe qué son.

En la próxima entrega les comento de un pequeño experimiento de precios donde comparo cuatro productos “comunes” en calidad y precio, en tres establecimientos diferentes.

 

Deja un comentario