¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Dilema comidológico: en el huevo frito, ¿yema cruda o cocida?

Cuando de comer se trata, cada quien tiene sus preferencias. Decidí someterlas a prueba por medio de los “dilemas comidológicos” y contarte en un videíto cómo hacer la opción ganadora.

Empecé con el huevo frito: o lo amas con la yema cruda o con la yema cocida. Estos fueron los resultados:

Dichosamente, ganó mi equipo: el de la YEMA CRUDA 😃 ¡Rueda video!

En resumen:

YEMA CRUDA:

  • Sartén antiadherente caliente a temperatura media.
  • Chorrito de aceite de oliva opcional para dar sabor.
  • Colocar el huevo con cuidado.
  • Dejar que la clara se cocine poco a poco. Si te urge, puedes romper la clara con la espátula y esparcirla por todo el sartén para que se cocine más rápido.
  • Opcionalmente, puedes voltear todo el huevo para cocinar la parte superior de la yema. Esto requiere mucha práctica para lograr que no se rompa.

YEMA COCIDA:

  • Sartén antiadherente caliente a temperatura media.
  • Chorrito de aceite de oliva opcional para dar sabor.
  • Colocar el huevo con cuidado.
  • Dejar que la clara se cocine poco a poco. Si te urge, puedes romper la clara con la espátula y esparcirla por todo el sartén para que se cocine más rápido.
  • Opción 1: si tienes práctica, voltea todo el huevo para cocinar la yema, dejándolo unos minutos más.
  • Opción 2: coloca una tapa en el sartén y deja varios minutos hasta que veas que la yema se pone pálida por la cocción.

¿Cuál es tu preferida? ¿Tienes otro dilema en mente que quieras resolver? ¡Coméntame!