¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Hamburguesas o tortas de pollo

Para aquellas personas que han reducido o eliminado el consumo de carnes rojas, estas tortas son una buena alternativa a la hora de comer hamburguesas caseras o para usarlas como proteína en un plato principal.

Yo insisto en moler yo misma la carne de pechuga de pollo en casa para que queden más ligeras y para evitar los cartílagos y otros restos desagradables que encuentro en la carne ya molida del supermercado.

Hamburguesas de pollo

4 personas

  • 1 pechuga de pollo deshuesada y sin piel de aproximadamente 500 grs o su cantidad equivalente de carne molida de pollo
  • 1 huevo
  • ½ taza de harina de maíz
  • En el procesador: Dos dientes de ajo, medio chile dulce verde, un tallito de apio, media cebolla pequeña y una pizca de romero seco. Triturar todo muy bien.
  • Sal y pimienta blanca al gusto
  • 1 cucharada de salsa inglesa (de la de verdad, Worcestershire)
  • Aceite en spray para freír las hamburguesas

Precalienta a fuego medio un sartén. En un bowl grande mezcla el pollo con las verduras procesadas, el huevo, la harina y los sazonadores. Dependiendo de condiciones externas deberás ajustar la cantidad de harina para que la mezcla tome un poco de estabilidad a la hora de formar las tortas.

Como es pollo crudo, es complicado probar la sal. Confía en tu instinto y no agregues demasiado. Para esta receta calculo que un par de pizcas normales de sal y una de pimienta será suficiente. La salsa inglesa dará un toque adicional y un poco de color.

Arma las tortas del tamaño que desees, procurando eso sí que queden delgadas para facilitar la cocción completa y segura de la carne.

—Antes de manipular el mango del sartén, la espátula o cualquier otra cosa, debes lavarte bien las manos—

Agrega un par de chorritos de aceite al sartén y empieza a freír, calculando de 3 a 5 minutos de cocción por cada lado. Las tortas tenderán a caramelizarse un poco por el contenido de vegetales frescos.

Sirve como plato principal o bien como hamburguesa tradicional en pan con los aderezos de tu preferencia.