¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Lo que necesitas saber sobre (mi) caldo de pollo

Niñas y niños: esto les sirve para TODO… y cuando digo todo, es TODO. Si le agarras el toque al caldo de pollo, tendrás a mano por lo menos cinco platillos diferentes para jugar en la semana, basados en esta preparación.

Mi método: lo cocino una vez por semana con lo que tengo a mano. No me pongo francesa ni teórica al respecto. Solamente agrego en una olla a fuego muuuuuy lento el pollo (a veces con hueso, a veces sin), las hierbas que tenga, alguna especia, sal y algunas verduras.

Si quieres quitarle la piel al pollo, bien. Si quieres dejarlo enfriar al final y quitarle la grasa que flote, también. Yo no lo hago por tres cosas: hago ejercicio, no tengo ninguna condición de salud que me impida comer grasa animal natural y creo en algunos estudios recientes que indican que es mejor bajarle a los carbohidratos (“harinas”) complejas que a las grasas de fuentes naturales, tanto para perder como para mantener el peso y la salud (más información en inglés).

El que ven en la foto contiene:

  • Medio pollo con hueso y piel.
  • Un cabito de cúrcuma orgánica, partido en dos.
  • Un hinojo mediano entero, bulbo y hojas. Lo corté groseramente.
  • Dos o tres chiles cobaneros.
  • Un chile dulce rojo, cortado a la mitad.
  • Una ramita de apazote o epazote.
  • Sal.
  • Agua hasta cubrir todo y exceder unos “dos o tres dedos”.

Si tienes olla de cocimiento lento (crockpot) coloca todos los ingredientes ahí y olvídate de eso por 8 horas en low.

Si lo cocinas en cocina normal, usa una olla sopera grande y enciende la estufa en intensidad 3 de 10. En este caso, no te puedes olvidar, debes estar muy pendiente. Dependiendo del calor de tu cocina, puedes tomar 3 a 4 horas.

Al final de  la preparación tienes dos opciones: sacarle todo y colarlo, o bien, echar todo (excepto el pollo, claro) en la licuadora y hacer un caldo más espeso. El pollo lo dejas tal cual para comerlo en trozos o desmechado.

  1. ¿Qué más puedes usar? Yo le he puesto al caldo tomates, zanahoria, apio, achiote, culantro, cebolla, cebollín, romero, orégano y jengibre.
  2. ¿Qué no recomendaría? Más porque no creo que aporten mucho sabor o textura, no te sugiero usar berenjenas, zuchinni u hongos. Tampoco puedo pensar en la albahaca o la menta como buenos sabores para esto.
  3. ¿Qué recetas puedes hacer con el caldo? OJO: Varios ítems son un enlace a la receta. Solo haz clic.
  • Salsas.
  • Sopas.
  • Cremas.
  • Comerlo así no más.
  • Comidas para niños o bebés.
  • Arroz, cous cous, arepas, polenta donde, en lugar de agua, usas caldo.
  • ¿Y CON EL POOOOOLLOOOO? Solo coloca “pollo” en la barra de búsqueda a la derecha (web) o abajo (móvil) y encontrarás una plétora de ideas.