¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Picadillo de tallos de remolacha

La señora, muy convencida, le dijo al productor que la atendía en la feria: “quítemele las hojas a la remolacha”. De repente, todo se puso en cámara lenta para mí. Volví mi cara, abrí al máximo los ojos, extendí la mano y dije, interrumpiendo: “¡no!, ¡no se las quite!, esas se comen con todo y tallo”.

Recuperando la velocidad normal de las cosas, converso con la señora sobre el picadillo que puede hacerse con ese aparente “desperdicio”, de tan hermoso color y sabor. Y este es.

La receta aplica para utilizar tallos de acelga, bok choy y hasta los del apio.

Picadillo de tallos de remolacha

  • 1 ramillete (de unas 10 hojas) de tallos de remolacha y sus hojas. Los tallos se cortan en cuadritos y las hojas en tiritas.
  • 1 cebolla pequeña, cortada en daditos.
  • 1 cucharada de queso crema natural o yogur griego. Completamente opcional.
  • 1 taza de hongos frescos cortados en rebanadas.
  • Sal y pimienta al gusto.

Sofríe en un sartén a fuego medio la cebolla, los hongos y los tallos. Revuelve bien y sazona con sal y pimienta. Deja que los tallos se ablanden bastante, con la misma humedad de los hongos lo harán. Agrega luego las hojas en tiritas y el yogur/queso crema, revolviendo constantemente. Todo se tornará de un lindo color rosado, como lo ves en la foto.

Puedes usarlo como relleno para empanaditas, como acompañamiento o hasta de salsa para pasta… ¡no botes los tallos!