¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Salir con alguien de origen asiático cambió mi cocina (con recetas)

Cuando las culturas se encuentran, suceden cosas interesantes en las cocinas. Por más purista que trate de ponerse una de vez en cuando con cosas como: “en Venezuela no hacemos esto así”, “aquí, esto no sabe igual que allá”, abrir la mente no viene nada mal y menos si, como yo, eres inmigrante.

Y entonces, después del revuelto que hay por haber nacido en Venezuela y estar viviendo en Costa Rica, empecé a salir con alguien de origen asiático quien, además, ¡cocina! Por ello, desde hace algunos meses, mi despensa no se ve igual.

Estas son algunos de los cambios y de las cosas nuevas que he aprendido, por si te sirven de algo.

  • Freír el papel de arroz (en la foto): hace mucho había descubierto el papel de arroz para hacer rollos primavera, pero aprender a freírlo, para bien o para mal, trajo un nuevo snack a mi vida. ¿Cómo hacerlo? Coloca bastante aceite neutro a calentar a fuego medio-alto y fríe trocitos del papel. Si el aceite está a la temperatura correcta, el papel se sumergirá un segundo y de inmediato se inflará y se hará crujiente. Si está frío, el papel se hunde y queda transparente, horroroso. Si está muy caliente, el papel se inflará demasiado rápido y se quemará. Cuando esté listo, colócalo sobre bastante papel absorbente. Disfruta entero como una galleta o trocéalo para tus ensaladas, por ejemplo.
  • Mayonesa de Sriracha: par favar… si ya la mayonesa (la de verdad… no el “aderezo tipo mayonesa” o sus similares) ya era buena, ponerle una parte igual de Sriracha es para morirse. Desde las arepas venezolanas hasta los sándwiches, pasando por deditos de pollo y hamburguesas. ¡Va bien con todo! Ah, ¿qué es Sriracha? Esto dice Wikipedia.
  • Un nuevo sofrito: para cocinar vegetales y carnes, comienza con un sofrito de ajo, cebolla y jengibre en aceite neutro a fuego medio, adereza con salsa de soya y unas gotas de aceite de ajonjolí y luego me cuentas.
  • Comer con palitos en la casa: tengo unos palitos chinos “vintage” que no sé de dónde sacó mi mamá a principios de los ochentas y terminaron conmigo. Los había usado solo para el pelo hasta que encontré que son súper cómodos para comer algunas cosas tipo stir fry (trocitos de vegetales y carnes, por ejemplo)… se siente una muy exótica y todo. Deberían probarlo.
  • Nuevos favoritos: como persona intolerante al gluten, he descubierto galletitas (tanto dulces como saladas) hechas con harina de arroz que son DE-LI-CIO-SAS y las venden solo en las tiendas de especialidades asiáticas. Además, mi nueva gaseosa favorita es una sidra de manzana sin alcohol cuya etiqueta no se entiende de un lado pero no importa.

Anguila asada con salsa dulce, tamal chino (a base de arroz y maní), arroz jazmín, habichuelas salteadas y sidra de manzana sin alcohol.

  •  El “arroz chino” sí se puede hacer en casa: pero este se los cuento en otro post 😛

Si hay alguien de otra cultura u origen en tu vida, como amigo, familia política o como sea, ¡sácale provecho! De fijo, algo vas a aprender 😉