¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Batidos saludables 101: Primera parte

Ok, ok, ok… uno de mis principios para hacer el mejor esfuerzo y comer bien es no radicalizarme hacia ninguna moda o tendencia. Creeré en la variedad en la dieta mientras sea una persona libre de problemas crónicos de salud.

La curiosidad, los aprendizajes adquiridos de la mano de nutricionistas y «jalar para mi propio saco» es lo que me hace aplicar algunos hábitos nuevos en mi vida. No creo llegar a convertirme en vegana pero sí he aplicado con éxito el «lunes sin carne», por ejemplo.

Así, he leído bastante de batidos y demás está destacar la proliferación de lugares donde los preparan. Constantemente veo artículos acerca del repollo rizado («kale«) y sus propiedades.

Por eso, en aras de informarme e informarles a ustedes, me fui a una fuente con la que creo compartir algunas cosas: comemos de todo, hacemos ejercicio y aprendemos lo nuevo sin hacernos extremistas.

Ella es Eli. Aprendió a preparar batidos y consume uno diario. Los alterna por color y son deliciosos. Es socióloga, comunicadora y tiene un catering service llamado Kitsch Kitchen.

Algunos preparativos antes de las recetas (que vendrán en la parte 2):

  1. No creer que estos batidos te van a conceder un milagro en el peso o son una medicina. Yo los veo  como una forma concentrada y sabrosa de consumir frutas y vegetales; aportando al cuerpo, sin excesos, muchos nutrientes que necesita. Si deseas conocer acerca de los beneficios o consecuencias de tomar algún batido en particular, es recomendable que consultes con tu médico, experto o nutricionista. También puedes ubicar mucha información en internet.
  2. Equiparse con uno de estos o similar. Es un escurridor con cierre hermético que permitirá conservar ingredientes como el kale, apio (célery) y cualquier hierba fresca en buen estado, por más tiempo. Yo lo encontré en una tienda china de esas que tienen miles y miles de envases plásticos para vender.
  3. El envase del punto 2 hay que mantenerlo libre de agua y residuos. Límpialo cada vez que lo abras.
  4. Organízate para ir a la feria o al mercado. Lo más fresco y lo más natural está ahí.
  5. Desempolva la licuadora y, si puedes, ármate con un juicer.
  6. Lista de compras (nosotras fuimos a la Feria Verde de Aranjuez).

Deja un comentario

¿Quieres preparar 10 platillos con tan solo 5 recetas?

¡Suscríbete para descargar tu guía GRATIS y recibir más recetas, contenido e información sobre los cursos y talleres en el boletín mensual de Comidología!