¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!

Café filtrado en frío de tres maneras

Adriana, una de las baristas de café Taza Amarilla, tiene la impresionante habilidad de convencerme para probar productos nuevos de su marca o recetas que le quedan fenomenales: café con leche de coco, chocolate con leche de marañón o merey y, más recientemente, el café prensado en frío (cold brew).

“¿Pero cómo uso esto?”, le pregunté. Y con su explicación, dilucidé estas tres maneras sencillas que te pueden servir en cuanto consigas una botellita de tu cold brew local por ahí. OJO que, por la manera en la que es preparado, no es como para que te bajes la botella entera. En líneas generales, dice Adriana, se consume 1 1/2 oz. por vez para que la cafeína sea la equivalente a una taza de café regular. El sabor es concentrado pero a la vez dulce y tratándose de Taza Amarilla pues no hay mucha más opción que disfrutarlo 🙂

1. Café frío: colocas hielo picado o en cubitos en un vaso para whisky hasta el tope. Agregas sobre este la onza y media del café y un chorrito de leche o de agua. Lo endulzas al gusto.

2. Bulletproof coffeeel arranque de las mañanas perfecto para cuando necesitas una carga de energía extra (por ejemplo, si vas a entrenar en ayunas o no te da chance de desayunar en un buen rato). Pones en la licuadora la onza y media de cold brew, una cucharadita de mantequilla real (nótese que NO dice margarina, ni mantequilla light), una de aceite de coco y una taza de agua caliente. Licúas y endulzas al gusto.

3. On top of ice creamque se lee más bonito en inglés pero es, básicamente, sobre helado. Yo, como ves en la foto, agregué la onza y media de café cold brew simple sobre una taza de helado de vainilla. DE-LI-CIO-SO.

PD: la tacita es de Collage Diseño.

¿Tienes una empresa de alimentos, bebidas, nutrición, salud o wellness?

¡Suscríbete a mi boletín y aprende a comunicarte mejor con tus audiencias!