¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!

Comer saludable en los coffee breaks

#yoconfieso que estoy escribiendo este post desde un curso que estoy haciendo. La felicidad me invade cuando veo entrar a una señora con platitos de fruta fresca para el «coffee break de la mañana». Había también un poco de granola y de yogur para agregar por cucharaditas. También café negro (crema, azúcar y edulcorante), té frío, galletas empacadas y agua.

Me comí el plato de frutas con una galleta «maría» y café negro.

Sin embargo, no siempre sucede esto. A veces, en los cursos, conferencias o actividades laborales, nos topamos con donas, reposterías calientitas, tentadores queques y otras cosas cremositas que van de maravilla con el café.

¿Qué hacer?

Las opciones son tres:

  1. No comer nada.
  2. Caer en la tentación y servirse uno de todo, como si no hubiera mañana.
  3. Medirse y comer «lo menos peor» o «lo que hay».

Obviamente, voy a enfatizar en la 3 con algunos tips. La idea no es privarse y babear mientras los demás se chupan de los dedos el chocolate de la dona (opción 1), o que te de colitis por atiborrarte de todo un poco (opción 2).

– Pregúntate qué es «lo menos peor» para tu alimentación. Lo mejor que puedes escoger es lo más libre de cremas, lustres y aderezos; lo más natural y lo más reducido en grasas. Acércate, entonces, a lo frutal, a los vegetales sin aderezos, a los panes/queques integrales y sin lustres; a lo que no contiene azúcar. Por ejemplo, en esta actividad que les cuento, hay topping de granola y yogur y decidí no ponérselo a las frutas. Preferí comerme el paquetito de galletas «maría» (las demás eran con crema).

– Si solo hay reposterías hojaldradas y cosas «no muy buenas» contenerse y medirse es difícil. Apela a tu hambre y para cuando estés satisfecho.

– EN CUALQUIER ESCENARIO funciona andar en el bolso o donde sea un paquete de galletas (las que te gusten) o un tarrito de fruta. Si realmente quieres una opción más sana, es esta.

Deja un comentario

¿Tienes una empresa de alimentos, bebidas, nutrición, salud o wellness?

¡Suscríbete a mi boletín y aprende a comunicarte mejor con tus audiencias!