¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Cuatro atajos para quemar calorías

Si estás en esa nota de contar calorías, pues acá te tengo cuatro atajos que, junto con un régimen de ejercicios y una dieta balanceada, nos ayudan a optimizar el desempeño del cuerpo. Nos los proveyó la wellness coach Laura Wesson.

Nota: Partimos en esta entrevista de que los consejos brindados son para personas que no tienen problemas de salud crónicos. Siempre consulta con tu médico o nutricionista antes de empezar con un plan alimenticio.

UNO: Nunca hagas siesta después de comer. “Esa es de las cosas que más engorda. Yo voy y como y me voy a dormir, entonces, pongo el cuerpo en actividad metabólica basal, en total reposo. Le digo ‘no queme, guarde’, lo mismo que hace un oso para hibernar”. No hay que dejarse llevar por la sensación de aparente cansancio que causa la energía invertida en la digestión y activarse con una caminata, una tacita de café o cualquier otra acción que evite irse a dormir.

DOS: Condimentos como la mostaza, pimienta, salsas naturales y chile picante estimulan el movimiento intestinal y aceleran la digestión de los alimentos. “No es lo mismo que me coma un pollo solo a que me lo coma con una salsa de tomate natural. Esa combinación de me va a ayudar a acelerar mi factor de digestión de alimentos, que es la cantidad de energía que necesito para asimilar lo que como”. Evidentemente, sólo esto no va a contribuir a la pérdida de peso, aunque ayuda en la quema de unas cuantas calorías por comida.

TRES: Una persona no se hace diabética por comer dulce. Si quieres consumirlo, hazlo con medida. Es especialmente energizante comerse una merienda por la tarde, cerca del final de un día laboral, con algo de azúcar: una galleta con jalea o mermelada, una tostada con spread de chocolate con avellanas (dos cucharaditas) o con mantequilla de maní, pueden dar el combustible necesario para no quedarse dormido frente a la computadora o frente al jefe.

CUATRO: Aumentar la creatividad atreviéndose a probar lo nuevo. Si alguna vez te preguntaste qué tal sería cambiar el queso amarillo por aguacate en un sándwich, ¡hazlo!, siempre que tengas en mente reemplazar algo cotidiano por un ingrediente más saludable, es posible que tengas éxito. También, busca emplear especias más allá de grasas para saborizar las comidas. El arroz sabemos que es delicioso cuando se cocina con bastante aceite pero pruebe hacerlo con menos cantidad y llenarlo de color y olores con algunos vegetales picaditos o especias.

Deja un comentario

¿Quieres preparar 10 platillos con tan solo 5 recetas?

¡Suscríbete para descargar tu guía GRATIS y recibir más recetas, contenido e información sobre los cursos y talleres en el boletín mensual de Comidología!