¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!

Insanity: mi opinión

Lejos, muy lejos, de ser experta en el ejercicio, me declaro una de muchas personas que han probado de todo: Zumba, Pilates, Yoga, aeróbicos, pesas, spinning, correr… y mejor paro. Fue justo en ese ir, venir, probar y buscar que encontré algo que reunía todo lo que a mí me gustaba:

  1. Ejercitar bajo techo y lejos de los carros y el smog.
  2. Ejercicio “intenso” poco rutinario de 4 a 5 veces por semana… no sólo para mantener el cuerpo a raya, la cabeza también.
  3. Un entrenador ahí, que me diga qué hacer, cuándo, cuántas veces y cómo.

Encontré las clases de kickboxing fitness en Warriors. Me mantuve súper constante por dos años y medio. En la academia, junto con el Sensei, aprendí valiosas lecciones, técnica, agarré aire, condición, resistencia, desafié mis límites y adquirí DIS-CI-PLI-NA.

Ahora bien, ¿por qué estuve con Insanity? La vida laboral me golpeó con horarios exigentes que, cada vez, me dificultaban más asistir a las clases. Tuve que tomar una decisión y los DVDs de regalo de parte de mi amiga Clara llegaron a tiempo.

No voy a contarles qué es Insanity. Si ven cable, posiblemente lo saben. Si no, lo pueden leer acá. En resumen, Shaun T diseñó un sistema de ejercicios por intervalos para hacer en casa. Es muy, muy, muy intenso.

Por qué me funcionaba a mí

  • A su manera, cumplía con mis tres requisitos iniciales.
  • Lo podía adaptar a cualquier hora del día en la que pueda entrenar. Tengo una agenda diaria poco rutinaria y me cuesta mantener horarios de entrenamiento fijos.
  • Tenía poco espacio y CERO equipo (pesas, bandas, bolas medicinales) en casa. Nada de esto se necesita.
  • Trataba, como siempre, de mantener una buena alimentación.
  • Estar previamente en Warriors me preparó de alguna manera para Insanity: por la técnica, la disciplina y las ganas de entrenar más allá de lo que puedo dar.
  • Estaba conforme con los resultados y no ambiciono los cuadritos y bíceps de ninguno de los que sale en el DVD. Mi meta es ser una mejor “yo”, no ser ninguno de ellos.

Por qué no podría funcionarte a tí

  • Ni éste ni ningún programa de ejercicios va a ser adecuado para tí si NO HABLASTE YA CON TU MÉDICO al respecto. Es cliché, pero hay que conversar con él o ella antes de empezar cualquier régimen de ejercicios.
  • Hay que tener algo de buena técnica. Me parece que, sin esa base, podrías lesionarte fácilmente en la casa. Además, debes tener unos buenos tennis.
  • Si empiezas Insanty pretendiendo seguirle el ritmo a Shaun T o a su equipo, entras perdiendo. Haz caso de lo que él DICE y no a lo que HACE. Toma tus pausas, lleva tu propio ritmo, presiona tus límites pero mantén la seguridad.
  • Si te da pena que te escuche el vecino, te vea tu mamá o verte mal en el espejo, no es para tí. Se suda horriblemente, se pierde el habla y como dicen en Costa Rica “haces feo”.
  • Si te gustan los ejercicios que llevan el ritmo de la música, Insanity no es para tí. Este programa trata de conectarte con tu cuerpo, sentir cuál velocidad es segura y cuánto más te puedes exigir.
  • Si no eres realista y crees que en dos meses logras los cuadritos porque sí te puedes frustrar.

¿Los resultados?

En dos meses que lo hice adquirí mucha más flexibilidad, resistencia y condición. No tengo cuadritos en el abdomen pero perdí peso y me acostumbré a ejercitarme en casa.

Así es Insanity…

Deja un comentario

¿Tienes una empresa de alimentos, bebidas, nutrición, salud o wellness?

¡Suscríbete a mi boletín y aprende a comunicarte mejor con tus audiencias!