¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Las preguntas correctas de año nuevo

Estamos por terminar enero y ya nos da por repasar las metas que no hemos cumplido. Que si no fui al gimnasio. Que si sigo comiendo mal. Que si no he ido al nutricionista. “Mejor empiezo el 1 de febrero… ah, no, mejor el 2 porque el 1 es domingo”, nos dijimos resignados, tal vez.

Se ha escrito y dicho mucho sobre las resoluciones pero yo he optado por diseñar mi propio acercamiento que se basa en, más que promesas y metas, en hacerme las preguntas que creo correctas cada día.

Comparto contigo las que yo me hago para mantenerme -en la medida de lo posible- en el camino de alimentación en el que quiero seguir. Después de todo, también debo aprovechar esa vocecilla mental que no se calla para algo constructivo ¿no?

Y así como es importante para mí cuestionarme sobre estos temas, también ha sido clave aprender a no flagelarme ni a ser demasiado dura conmigo misma cuando no puedo cumplir… a no sufrir demás en el proceso debido a mis propios juicios.

Insisto, estas preguntas son las que yo me hago a mí misma, basándome en mi realidad. Tú eres libre de fabricar las tuyas y espero que este abordaje te ayude 🙂

COMO SIEMPRE: Tu médico y tu nutricionista son los mejores guías y puntos de partida para definir el estilo de alimentación y ejercicios que te conviene. ¡Consúltales!

  1. ¿Estoy comiendo suficientes vegetales? – Mi deseo es comerlos todos los días en los tres tiempos principales de comida.
  2. ¿Ya me tomé mi agua tibia con limón en la mañana? – Me ha hecho bien. Viene un post de esto pronto.
  3. ¿Verdaderamente tengo que comerme esta cosa “cualquiera” ya, porque me muero de hambre, o puedo esperar a tener algo más sano a mano? – Padezco de IRA causada por hambre. En estos casos como lo que sea.
  4. ¿Habrá dónde calentar comida y sentarse a comer en el sitio de reuniones de esta tarde? – La idea es llevar comida hecha en casa cada vez que pueda.
  5. ¿Será que echo en el bolso dos o tres meriendas, por si acaso? – Para no caer tan fácilmente en tentadoras compras compulsivas de helados.
  6. ¿De verdad te estás durmiendo y necesitas ese segundo café hoy? – Quiero limitarme a una taza por la mañana pero, a veces, no puedo.
  7. ¿Has comido suficiente carne roja esta semana? – Por ahora, no puedo dejarla. Es sugerencia de mi médico consumirla, además de otras fuentes de este mineral, para mantener bien los niveles de hierro.
  8. ¿Ya fuiste al gimnasio hoy, o te “moviste” del todo? – 30 minutos al día, al menos, por favor.
  9. ¿Realmente tienes que ir al súper por ese helado? – Hay días en los que las hormonas son traicioneras.
  10. ¿Ensalada en lugar de papas? – Elecciones inteligentes cuando toca comer en la calle.

¿Cuáles son tus preguntas? ¡Coméntame!

¡Suscríbete para recibir más recetas, contenido e información sobre los cursos y talleres! TODO en el boletín mensual de Comidología