¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Lasaña de ricotta y espinacas

Compré una cajita de canelones sin gluten porque me moría por hacer esta receta. La cosa es que eran tan frágiles en el agua hirviendo, que terminé cortándolos todos y haciendo una lasaña.

De este fail, quiero decirte que puedes hacer canelones (si tienes mejor suerte que yo) Y puedes hacer lasaña. Ah, y lo de sin gluten es porque yo no lo consumo. Tú puedes comprar la pasta que más te guste.

Lasaña de ricotta y espinacas

6 a 8 porciones

  • 500 gramos de pasta para lasaña o de canelones.
  • 200 gramos de queso rallado para derretir (mozarella, por ejemplo).
  • 500 gramos de ricotta. Yo utilicé la de esta marca que consigo en Costa Rica porque me encanta (mención NO patrocinada).
  • 1 cebolla grande cortada en dados.
  • 2 dientes de ajo triturados.
  • 4 tazas de hojas de espinaca lavadas y cortadas en tiritas.
  • 3 tazas de salsa de tomate natural. Puedes usar la de esta receta si la tienes lista, si no, compra una del súper.
  • Aceite de oliva en cantidad necesaria.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Mi secreto: una pizca de nuez moscada rallada.
  1. Cocina la pasta según las instrucciones del paquete. Si corres con mala suerte en cuanto a los canelones (se te quiebra más de la mitad de ellos en el proceso de cocción) convierte cada tubito en una lámina y haces lasaña. Reserva.
  2. Sofríe a fuego medio la cebolla y el ajo hasta que estén traslúcidos.
  3. Agrega la espinaca y sazona con la sal, la pimienta y la nuez moscada. Revuelve bien hasta que la espinaca se marchite y se seque.
  4. Retira del fuego la mezcla de vegetales y colócala en un bowl. Mézclala ahí con la ricotta, revolviendo muy bien.
  5. Si elegiste hacer canelones, rellénalos con la mezcla de ricotta. Puedes usar una cuchara pequeñita o una manga pastelera con boquilla gruesa. Coloca los canelones ya rellenos en un molde para hornear grande, previamente engrasado con un poquito de aceite.
  6. Si elegiste hacer lasaña, ármala por capas en el molde para hornear grande, previamente engrasado con un poquito de aceite, empezando por una capa de pasta.
  7. Baña los canelones o la lasaña con la salsa de tomate y cubre luego con el queso rallado.
  8. Si vas a comer inmediatamente, hornea en temperatura máxima hasta que el queso se dore. 
  9. Si vas a comer después, refrigera todo bien tapado. Antes de servir, saca del refrigerador hasta que llegue a temperatura ambiente y hornea como en el paso anterior.

¡Espero tus fotos de esta preparación! Y OJO con el horno, que te puede pasar esto.

Deja un comentario

¡Más recetas, contenido e información sobre cursos y talleres en el boletín mensual de Comidología!