¡Recetas, consejos y entrevistas para que te ANIMES A COCINAR!
(506) ¡muy pronto! marivi@comidologia.com

Mejora tus comidas ¡naturalmente!

Sea cual sea la dieta que lleves, sin duda, los estudios y últimas tendencias en nutrición apuntan a que una alimentación reducida en procesados industrializados es mejor para tu salud.

A ver: una bolsita de ajo en polvo es un producto procesado, porque transforma el ajo de su estado natural a uno deshidratado y molido. El tipo “nocivo” de procesado es, por lo general, aquel al que se le agrega algún colorante, saborizante o conservante artificial; o bien, aquel que tiene otros ingredientes ultraprocesados para mejorar su aroma, textura o sabor (por ejemplo, aceites vegetales hidrogenados o jarabe de maíz alto en fructosa).

A veces, en nuestra cocina, solemos pensar en aditivos procesados para dar color, sabor o textura a las comidas, cuando podemos recurrir a opciones mucho más naturales. Lo importante es aprender a leer etiquetas (mientras menos ingredientes, mejor) y abrir la mente para experimentar con lo que nunca hemos tocado en el supermercado para estos fines.

Te invito a decirle CHAO al “cubito”, “concentrado” y salsas pre elaboradas y a darle un chance a las opciones que te presento en estos gráficos, fácilmente descargables para que puedas llevarlos contigo al súper.

¿Me cuentas qué tal? Si tienes otra idea, ¡compártela!

¡Más recetas, contenido e información sobre cursos y talleres en el boletín mensual de Comidología!